Por lo que veo...aquí todo el mundo está loco. Yo estoy loca. Tu estás loc@... No me preguntéis cómo sé que estáis locos, debéis estarlo pues de otro modo no habríais venido a leer los consejos de una oruga.